CERVECERIA NACIONAL DOMINICANA

COMMETRO NOTICIAS....(VIDEOS)...

DELTA AIR LINES

DELTA AIR LINES

10 DE DICIEMBRE...NAVIDAD PA'L PUEBLO EN EL UNITED PALACE DE NEW YORK

THE VILLAGE INN - CAROLINA , PUERTO RICO

PUBLICIDAD

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

DGCINE

DGCINE
www.dgcine.gob.do

GRUPO MEDRANO

GRUPO MEDRANO

PUBLICIDAD

viernes, 3 de abril de 2015

¿Qué deportes se practicaban en la época de Jesús?


En la antigua Grecia, los Juegos Olímpicos venían en declive, pero todavía se celebraban en forma regular (hasta el siglo IV d.C.).

Roma tenía sus propios juegos: una serie de eventos que servían de espectáculo o circo, y que iban de las carreras de cuadrigas hasta el boxeo, pasando por las no-tan-deportivas (por mortales) competencias de gladiadores, entonces en pleno auge.

¿Qué hay del pueblo hebreo?

La primera referencia podría podría ubicarse casi dos siglos antes del nacimiento de Jesús, en 175 a.C., cuando un kohen gadol (sumo sacerdote) de Jerusalén llamado Jasón construyó un gimnasio deportivo de estilo griego -con espacios para practicar lucha, boxeo, nado y otras disciplinas-, en un intento por "helenizar" la ciudad.

Algunos textos acusan a Jasón de forzar a la gente a adoptar el modo de vida griego, deportes incluidos. La Enciclopedia Judía en internet dice que se volvieron una moda tan fuerte (incluso entre algunos rabinos), que los más conservadores estaban horrorizados.
Al final, Jasón, enredado en las luchas de poder de su tiempo, terminó mal. Y así también su gimnasio, que era ya un recuerdo distante para cuando nació Jesús.

Más cerca de esta época, Herodes reintroduciría el atletismo a la vida judía, con la construcción de un nuevo estadio en el siglo VII a.C. y el establecimiento de unos juegos periódicos para honrar a César.

Pero, en vez de quedar impresionados, los "sobrios judíos lo desdeñaron como deportes paganos, que no solo corrompían las costumbres de la nación judía, sino que los llevaban (...) a la disolución de la ley de Moisés, por lo que los condenaron grandemente", señala la Enciclopedia Judía.

En el Antiguo Testamento se alude a ciertas disciplinas -de las que hablaremos más adelante-, pero los expertos las encuentran asociadas a la caza o a la defensa más que a la idea del atleta dedicado, como la entenderíamos hoy.

Luego, algún fanático del béisbol intentó una vez encontrar una raíz judía a ese juego de bate y pelota en los juegos de, bueno, pelotas y palos que jugaban los niños -como muchos otros en muchas épocas- en tiempos de Jesús.

Así que, ¿cuáles podían jugarse?

"Había juegos de pelota, pero informales. Diferentes variaciones de lanzar y atrapar. Lanzar una pelota contra la pared, hacerla rodar por el piso. Pero no te vas a encontrar un Galilea United jugando contra un Real Nazaret", dice Schwartz.
Las pelotas se hacían con trapos amarrados y cosidos. Si tenías más dinero, tu pelota era más bonita
Aparte de eso, los niños jugaban a imitar a sus padres, a los soldados, incluso a las carreras de carretas. Todo lo cual puede considerarse como "deporte" sólo en un sentido muy amplio.
No nos quedan más que las referencias bíblicas en las que prometimos ahondar.
Estas se refieren a disciplinas como tiro con arco ("Pero si digo al joven: 'He aquí, las saetas (flechas) están más allá de ti, vete, porque el Señor te ha enviado". Samuel 1, v. 20-23) o lanzamiento con honda (2. "De toda esta gente, setecientos hombres escogidos eran zurdos; capaces cada uno de lanzar con la honda una piedra a un cabello sin errar". Jueces, 20:16).
Los expertos coinciden en que documentan el hecho de que los judíos eran hábiles en ellas. Pero no que las practicaran en forma consistente y como una forma de actividad física.
"El tiro con arco se volvió prominente como juego en la Edad Media", explica Joshua Schwartz. Y así también otros deportes, como los de pelota, la lucha, la natación y el levantamiento de objetos pesados.
Pero para entonces, habían pasado más de diez siglos desde que murió Jesús. El mundo era otro.