DELTA AIR LINES

DELTA AIR LINES

BANRESERVAS

COMMETRO NOTICIAS....(VIDEOS)...

***************************

PUBLICIDAD

CENTRAL TERMOELECTRICA PUNTA CATALINA

WIND TELECOM

WIND TELECOM

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD MEDIAXTREME

PUBLICIDAD

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

DGCINE

DGCINE
www.dgcine.gob.do

GRUPO MEDRANO

GRUPO MEDRANO

viernes, 25 de agosto de 2017

Lo inesperado en la pista: esposa de canciller tocando tambora, Fefita bailando con Sergio y merengueros en otro escenario


Cuando los acordes de la güira y la tambora suenan no hay quien se resista. Ni siquiera en un acto formal y protocolar como el de la Cancillería cuando la noche del jueves anunciaba la  iniciativa “Política Exterior de Difusión y Reconocimiento: “Merengue, Música y Baile”.
La primera sorpresa llegó cuando la esposa del canciller Miguel Vargas Maldonado, Angelita García, apareció en el escenario tocando por un momento la tambora. El aplauso no se hizo esperar.
La señora de Vargas Maldonado se lució en su breve intervención y también lo hizo en la pista cuando le tocó dar apertura a la demostración de baile que se sugirió dentro del programa de la noche.
Allí el canciller y ella dejaron claro que cuando se trata de merengue la pista le queda chiquita.

Gran parte de los merengueros presentes también se animaron a bailar, incluso entre ellos. Así se vio la inusual pareja de Fefita la Grande y Sergio Vargas al ritmo del clásico merengue “Muchacha bonita de los algodones”.

A Juliana se le vio fajada de tú a tú con Silvio Mora, mientras Milly Quezada y Miriam Cruz bailaron con parte del elenco de la noche, lo mismo que Kinito Méndez y José Virgilio Peña Suazo, a quien se le vio arrinconado con una joven del cuerpo de baile.
Aníbal Bravo también se unió y no dudó a la hora de ponerse al frente, igual que el exministro de Cultura y embajador ante la Uneso, José Antonio Rodríguez.
Hasta el secretadio de Estado de Puerto Rico, Luis G. Rivera Marín, y su esposa, Margarita Fullana, no se resistieron ante la invitación del canciller dominicano y su esposa de que se pararan a bailar.
En realidad había motivos para estar tan felices. Se trataba de un encuentro histórico, nunca visto antes en una sede tan importante del estado dominicano y donde el Ministerio de Relaciones Exteriores anunciaba un plan de difusión del merengue a nivel mundial.
A eso se sumaba la solicitud del canciller Vargas Maldonado al presidente Danilo Medina que disponga mediante decreto la incorporación del ritmo nacional a las actividades del Cuerpo Diplomático y Consular de la República Dominicana.
(Ramón Almánzar / LISTIN DIARIO)
Santo Domingo