DELTA AIR LINES

DELTA AIR LINES

BANRESERVAS

COMMETRO NOTICIAS....(VIDEOS)...

HERMANOS ROSARIO 40 ANIVERSARIO

PUBLICIDAD

CENTRAL TERMOELECTRICA PUNTA CATALINA

WIND TELECOM

WIND TELECOM

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD MEDIAXTREME

PUBLICIDAD

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

DGCINE

DGCINE
www.dgcine.gob.do

GRUPO MEDRANO

GRUPO MEDRANO

viernes, 11 de agosto de 2017

Columna Invitada...FUERA DE CÁMARA ¡Oposición bruta!

César Medina
lobarnechea1@hotmail.com
Desde mediados de septiembre hasta que empezó el período navideño del año 2012 parecía que el mundo se le venía encima al Partido de la Liberación Dominicana con una brutal campaña contra Leonel Fernández por un déficit fiscal de casi 50,000 millones de pesos que la vocinglería callejera dijo se gastaron para imponer el triunfo de Danilo Medina.
Se hicieron antológicos los llamados “juicios populares” en el parquecito La Lira de la Lincoln, y Leonel fue acosado no sólo aquí sino en otros países -particularmente en varias ciudades norteamericanas-, porque se entendía que él sería el candidato de 2016 y había que descalificarlo con mucho tiempo de antelación.
Por supuesto, la campaña se prolongó hasta que se definió la reelección de Danilo, pero ya era demasiado tarde para detenerla porque Danilo corrió solo mientras los ataques de esa oposición dispersa se concentraban en Leonel. Cuando vinieron a darse cuenta, la candidatura reeleccionista pasaba de un 70 por ciento de aprobación hasta terminar en las urnas con el 62 por ciento de los votos.

Lo mismo está ocurriendo ahora, pero en sentido contrario. Todos los ataques se concentran en Danilo mientras Leonel avanza muy callado, tanto dentro como fuera del PLD, y ha venido colocándose en la preferencia del electorado cuando faltan todavía casi tres años para las elecciones de 2020.
Desde luego, esa realidad disparó todas las alarmas hacia el interior del peledeísmo, y eso explica que Reinaldo Pared haya reactivado su proyecto presidencial con muy buenos augurios, lo que también envía un mensaje en doble vía del presidente Medina: Definitivamente no buscará la reelección y, además, en principio no apoyará el intento de retorno de Leonel.
Las ventajas de Leonel
Vencer a Leonel en unas primarias del PLD luce algo menos que imposible, por muchísimas razones. La de mayor peso es haber sido Presidente en tres ocasiones, doce años en los que asentó un liderazgo nacional que rebasa a su propio partido, independientemente de haber adquirido prestigio internacional que nadie le discute.

Además, tiene la condición de presidente del PLD, lo que le confiere ventajas porque el peledeísmo sigue siendo una fuerza disciplinada que actúa en casi todos los escenarios con sentido de cuerpo, en especial cuando no están enfrentadas sus dos principales fuerzas internas, como ocurrirá en el próximo proceso de elección de candidato.
Frente a Leonel, al presidente Medina no le resultaría igual endosar una precandidatura alterna, como sería el caso de Reinaldo, a que sea él el contendor. En ese caso Reinaldo podría capturar parte de la estructura del gobierno, no así la mayoría de un partido que comparte su liderazgo.
Resulta obvio que ante la acechanza de una oposición que crece proponiendo encarcelar a todo el PLD, la dirigencia y militancia de ese partido preferirá siempre irse por lo seguro, y lo seguro en ese caso sería Leonel siempre que el candidato opositor termine siendo Hipólito Mejía... Pero si fuera Abinader, mejor para él.
¿Tiempo para reaccionar?
Los partidos opositores han perdido mucho tiempo en dos frentes que al final terminarán convertidos en su hándicap: perder el objetivo real frente a la maquinaria peledeísta, y hacerle el coro al Movimiento Marcha Verde, que terminará drenando su fuerza electoral.

La tendencia de Abinader en el PRM está subordinada al ruido callejero de los verdes con miopía impropia de quien aspira a llegar al poder porque no alcanza a comprender que la dirección de ese movimiento está dominada por grupos minoritarios que cada cuatro años van a las elecciones y entre todos no llegan al dos por ciento del electorado.
Hipólito, sin embargo, se salió a tiempo de esa trampa de ratones... ¿No lo quieren trancar?