CERVECERIA NACIONAL DOMINICANA

CERVECERIA NACIONAL DOMINICANA
Clicks en el logo CND

DELTA AIR LINES

DELTA AIR LINES

BANRESERVAS

COMMETRO NOTICIAS....(VIDEOS)...

***************************

CENTRAL TERMOELECTRICA PUNTA CATALINA

ELVIS MARTINEZ EN EL INFINITY EL YATE MAS LUJOSO DE NY - OCTUBRE 29 2017

WIND TELECOM

WIND TELECOM

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD MEDIAXTREME

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

DGCINE

DGCINE
www.dgcine.gob.do

GRUPO MEDRANO

GRUPO MEDRANO

martes, 25 de julio de 2017

La 'Noelia', de NINO BRAVO...Miss Europa a empresaria millonaria

Hace tiempo que sueño con ella / Y sólo sé que se llama Noelia. Así cantaba Nino Bravo a una misteriosa Noelia de la que apenas se daban datos en la canción lanzada en 1972, pero a la que hoy sí podemos poner nombre y cara.

La veo todas las noches / Por la playa pasear / Y no sé de dónde viene... / Y no sé a donde va. Se llama Genoveva Noelia Afonso Cabrera; en enero cumplió 67 años; hay una calle en Arona (Santa Cruz de Tenerife) que lleva su nombre; regenta un hotel de lujo en el sur de Tenerife; y en su mansión en la Playa de las Ámericas -ubicada en la isla canaria también- debe de conservar las bandas que la identifican como Miss España 1969 y Miss Europa 1970.

Para entender cómo la Miss acabó convirtiéndose en una empresaria de éxito hay que retroceder hasta poco después de su coronación, justo cuando se gestó la canción. A Noelia Afonso -sin "l", casi todos los medios de la época, hasta el NO-DO, la coronaron como Noelia Alfonso- el título de su belleza le abrió las puertas de las fiestas madrileñas que la farándula frecuentaba en los 70. Un habitual de las mismas era el prolífico compositor Augusto Algueró, ya entonces artífice de éxitos como Estando contigo (1963), Tómbola (1964) o La chica ye-yé, (1965).


Algueró era también famoso por sus dotes donjuanescas, pese a que por entonces estaba casado con la artista Carmen Sevilla, de la que se separaría en 1974. El caso es que en uno de aquellos saraos, Algueró, que entonces tenía 25 años, se fijó en Noelia Afonso, de 19.
El veterano periodista Manuel Román, cronista de la época y frecuente en aquellos ambientes, ha contado que la Miss despertó en el compositor un interés especial y que la canción nació de la frustración por no ser correspondido. "Se sintió decepcionado al no poder conquistar a aquella belleza que lo había cautivado, y a quien compuso cual mensaje directo a su corazón esta melodía que nos ocupa", ha escrito Román en su blog. Algueró compuso la partitura y encargó la melancólica letra a uno de sus colaboradores habituales, Antonio Guijarro.
Yo quiero hablarle de mi amor / pero ella da la espalda y se va. / Parece que me va a llamar / y luego huye sin hablar. Antes de que Nino Bravo pusiera voz a la canción y la popularizara incluyéndola en su tercer disco, Un beso y una flor, la llegó a cantar la esposa de Algueró, Carmen Sevilla, y podría incluso haberlo hecho la propia Noelia, ya que hizo un amago de saltar al mundo de la interpretación musical de la mano de Algueró precisamente. Lo contaba la revista del corazón de la época, AMA, en noviembre de 1970. "Antes de presentarme a Miss Tenerife, estudiaba para azafata pero después, con los siguientes concursos, Miss España y Miss Europa, el curso de mi vida ha cambiado. La belleza no es eterna y por eso quiero cantar", declaraba una jovencísima Noelia. "Será muy difícil, porque tengo muchos rivales en el mundo de la canción, pero procuraré llegar a una meta alta".
Se preocupaba también la publicación por la situación sentimental de Noelia Afonso. "Con Julio Iglesias se la ha visto en varias fiestas, y también se hablaba de un jugador de baloncesto, pero ella afirma que, por ahora, no existe ningún compromiso y que su ilusión es dedicarse al disco". Noelia Afonso estaba en realidad siendo discreta con los medios puesto que, según los escasos apuntes biográficos que de ella circulan, entonces ya hacía un par de años que salía con el empresario catalán Santiago Puig, con quien se casaría en la catedral de Barcelona en enero de 1972. Santiago Puig y su padre, Rafael Puig, habían llegado a la isla desde Cataluña a principios de los 60 y habían puesto sus ojos en las posibilidades urbanísticas del desértico sur, entonces prácticamente aislado, según ha contado el propio Puig: "Y cuando por fin llegabas, lo que ya le he dicho, sólo sol y moscas, porque no había ni playas. En verano había algo de arena, pero sólo unos meses", explica el empresario en el libro La Fortuna de hacer fortuna.
Aquella visión se materializó en Playa de las Américas, uno de los principales centros turísticos de la isla: cinco millones de metros cuadrados, con 120.000 camas, el hotel de cinco estrellas Las Madrigueras que dirige Noelia Afonso o la calle de Noelia Afonso, que hace esquina con la avenida del marido, Rafael Puig.
Al hotel de Noelia Afonso, Las Madrigueras, ha llamado varias veces este diario pidiendo una entrevista para hablar sobre la historia de la canción, pero no hemos obtenido respuesta. "Si la señora Afonso no la ha llamado es que no querrá hablar de ello", nos dice la secretaria.
Sólo en una ocasión, en 2009, en una entrevista en el digital Lavozlibre.com, se ha pronunciado Noelia Afonso sobre el tema y fue para restarle importancia. "¿Cómo se siente una mujer al ser tan inspiradora?", le preguntaban. "Muy bien. Debo ser modesta, sólo inspiré la canción de Nino Bravo y me enorgullece porque es preciosa. Pero más que por mí, la inspiración fue por mi nombre, que en aquella época era desconocido".