CERVECERIA NACIONAL DOMINICANA

CERVECERIA NACIONAL DOMINICANA
Clicks en el logo CND

DELTA AIR LINES

DELTA AIR LINES

BANRESERVAS

COMMETRO NOTICIAS....(VIDEOS)...

***************************

CENTRAL TERMOELECTRICA PUNTA CATALINA

FRANK REYES EN CONCIERTO EN EL INFINITY EL YATE MAS LUJOSO DE NEW YORK

WIND TELECOM

WIND TELECOM

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD MEDIAXTREME

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

DGCINE

DGCINE
www.dgcine.gob.do

GRUPO MEDRANO

GRUPO MEDRANO

PUBLICIDAD

viernes, 10 de marzo de 2017

Papo Brenes fue vehículo de transformación para el periodismo de espectáculos

Como editor de la revista Teve Guía impartió compromiso, credibilidad y buen sentido del humor. 
Hay una generación joven que conoció a Ramón “Papo” Brenes a través de la pantalla de la televisión, pero hay otra que lo admiró desde mucho antes a través de su labor periodística en la desaparecida revista Teve Guía.

Iniciados los años 80, el orgullo de Puerto Nuevo, como él mismo se reconocía, aceptó una oferta para ser el editor de la publicación de farándula.

Se despidió entonces del periódico El Nuevo Día, en el que laboró bajo la dirección de Carlos Castañeda, para entrar de lleno en el periodismo de espectáculo.


Al unísono el periodista Nelson Del Castillo asumía la dirección de la también desaparecida revista Vea, convirtiéndose en competidores, pero por encima de ello prevalecía una amistad y un compromiso de ambos por demostrar que el periodismo de espectáculos se basa en los mismos principios que rigen la profesión, sin importar la temática o sus protagonistas.
“La etapa en que Papo y yo entramos en mando a la revista Teve Guía él y yo en Vea, comenzamos a ir cambiando un poco el perfil del periodismo de espectáculos de esa época, y en ese sentido conseguimos darle un impulso mayor del que tenía y sobre todo siempre preocupados por la preservación de los principios éticos del periodismo”, resaltó Del Castillo, quien lo consideró su amigo por más de 35 años.
Los valores éticos y, sobre todo, la corroboración de la información “fue un aspecto que nosotros logramos en nuevas generaciones de periodistas que se forjaron bajo nuestra sombra”, sostuvo el experimentado periodista, exmiembro del equipo de editores de Primera Hora.
Desde la perspectiva de competencia, Del Castillo sabía que su equipo de periodistas no podía bajar la guardia, porque del otro lado estaban “Papo y su gente hurgando por los lugares, y en ese sentido logró a veces superarnos con una noticia y en muchas otras ocasiones logramos nosotros hacerlo”.
Pero hay algo que prevalece de Brenes, ahora que trasciende de este plano terrenal a causa de complicaciones en la enfermedad de cáncer de páncreas, y es su sentido de humanidad, de lealtad.
“Su buen sentido del humor no le hacía perder su seriedad en el tratamiento de la noticia, y su sentido de la amistad, eran características muy particulares”, además de su verticalidad periodística. Tuvo siempre presente llevar a las páginas información veraz, “porque cuando uno pierde la credibilidad en el periodismo, lo pierde todo”, subrayó Del Castillo.
Tránsito a la pantalla
La productora Soraya Sánchez fue compañera de Brenes en sus tiempos de periodista de espectáculos, y posteriormente fue ella quien lo llevó a la pantalla a través del programa “Anda pa’l cará” y más reciente en “Dando candela”. Entre una cosa y otra, estuvieron cerca del otro por cerca de 30 años.
“Papo para mí fue un hermano, a veces un hijo, pero siempre un amigo”, reaccionó. “En las tormentas de esta industria y fueron varias las que pasamos juntos, siempre se mantuvo solidario. Fue un caballero siempre, iba de frente, sin miedo”, resaltó Sánchez a este diario.
“Hace dos años me sentó y me dijo a rajatabla que tenía cáncer, que le habían dado cuatro meses de vida y que escogiéramos la fecha para anunciarlo, porque ya lo estaban viendo entrar y salir del hospital”, compartió la productora sobre el momento previo a abril de 2015, cuando el propio Brenes informó su segundo diagnóstico de cáncer.
“Dios le regaló dos años más y es que Papo sabía que necesitaba dejar a los suyos en paz y tranquilos, y así fue. Él nos preparó a todos para su partida”.