CERVECERIA NACIONAL DOMINICANA

COMMETRO NOTICIAS....(VIDEOS)...

DELTA AIR LINES

DELTA AIR LINES

10 DE DICIEMBRE...NAVIDAD PA'L PUEBLO EN EL UNITED PALACE DE NEW YORK

PUBLICIDAD

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

DGCINE

DGCINE
www.dgcine.gob.do

GRUPO MEDRANO

GRUPO MEDRANO

PUBLICIDAD

sábado, 8 de octubre de 2016

Donald Trump se gana el desprecio de los republicanos

Washington - Un vídeo del candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, en el que narra en una conversación privada cómo abusa de las mujeres desde su posición de poder se ha convertido hoy, a un mes de las elecciones, en uno de los mayores escándalos de la campaña presidencial.

La grabación, que data de 2005 y que divulgó este viernes The Washington Post, forzó al magnate neoyorquino a ofrecer disculpas públicas después de que diversos dirigentes del Partido Republicano le diesen la espalda y que los medios estadounidenses cultivasen el escándalo.

"Me atraen las mujeres bonitas automáticamente. Las comienzo a besar, es como un imán, no puedo ni esperar (...). Y cuando eres una celebridad te dejan hacer lo que quieras, puedes hacer lo que quieras (...). Agarrarlas por el coño. Puedes hacer de todo", asegura Trump, que por ese entonces ya estaba casado con Melania, en conversación privada con el presentador Billy Bush.

Al igual que Trump, Bush también se ha disculpado y ha achacado su actitud -de seguirle el juego al magnate- a su inmadurez y juventud en ese entonces.

La conversación entre Trump y Billy Bush se desarrolla en el interior de un autobús camino a los estudios de televisión en los que el magnate iba a participar en el programa "Hollywood Access", de famosos y entretenimiento.

A su llegada a los estudios, Trump bromea con Bush sobre una presentadora que les está esperando fuera del autobús: "Tu chica está muy buena (...). Me voy tomar un Tic-Tac (un caramelo de menta), no vaya a ser que me ponga a besarla".

Momentos previos a todo esto, al inicio de la grabación, Trump narra su odisea con una mujer casada con la que intentó acostarse aunque ella lo rechazó: "Me lancé a por ella como si fuera una perra, me la intenté follar, pero no lo conseguí. Ya estaba casada".