CERVECERIA NACIONAL DOMINICANA

COMMETRO NOTICIAS....(VIDEOS)...

DELTA AIR LINES

DELTA AIR LINES

10 DE DICIEMBRE...NAVIDAD PA'L PUEBLO EN EL UNITED PALACE DE NEW YORK

PUBLICIDAD

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

DGCINE

DGCINE
www.dgcine.gob.do

GRUPO MEDRANO

GRUPO MEDRANO

PUBLICIDAD

jueves, 25 de agosto de 2016

Ciudadanos a médicos: Juramento hipocrático establece el paciente es primero

LA VEGA.- “Los médicos no deben hacer tantas huelgas, ya que cuando se graduaron hicieron el juramento hipocrático donde se les enseña que el paciente va primero”, proclamo Divina Núñez, una paciente del hospital Luis Morillo King, de esta ciudad.

Malestar e impotencia por llamado a paro
"Estas huelgas no son justas, ya que los pacientes no somos culpables de nada", dijo Divina, mientras expresaba su malestar por el paro médico que le impidió ser atendida.

Gobierno preocupado por sistema de salud y galenos
Expresó que el Gobierno hace todo lo humanamente posible para resolver la situación del sector salud.

Precisó que el presidente Danilo Medina se preocupa por los galenos, por lo que los llamó a no desesperarse y entender que vendrán mejores momentos, con todo el trabajo que el Gobierno viene realizando para mejorar el sistema de salud.


Que trabajen más para respaldarlos
Para Leónidas Peña Capellán, los médicos deben trabajar más y dar un mejor trato a los pacientes para que ellos puedan recibir mejor apoyo de la población.

Leónidas acudió al Morillo King por una infección en su oído izquierdo, de la que no fue atendida.

"Me hubiera gustado irme alentada para mi casa. Cuando viene a ver voy a emergencia y tampoco me atienden", dijo Peña Capellán.

Indicó que los paros médicos no están bien, "porque mire como me voy y tengo tres días que no como".

Paro afecta salud de la gente
En La Vega, al igual que en otras provincias de la región norte, los galenos afiliados al Colegio Médico acogieron un llamado del gremio de paralizar sus labores, en perjuicio de cientos de ciudadanos y ciudadanas que acudieron a los centros de salud y tuvieron que volver a sus casas con el malestar y la impotencia de no ser atendidos.