CERVECERIA NACIONAL DOMINICANA

COMMETRO NOTICIAS....(VIDEOS)...

DELTA AIR LINES

DELTA AIR LINES

10 DE DICIEMBRE...NAVIDAD PA'L PUEBLO EN EL UNITED PALACE DE NEW YORK

PUBLICIDAD

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

DGCINE

DGCINE
www.dgcine.gob.do

GRUPO MEDRANO

GRUPO MEDRANO

PUBLICIDAD

sábado, 21 de mayo de 2016

"EL BUKI" DEJÓ EL ALCOHOL POR SU HIJA



Después de presumir 10 años de feliz matrimonio, Beatriz Adriana recordó que se separó en 1993 de Marco Antonio Solís, debido a sus constantes infidelidades, además de acusarlo de golpeador, borracho, bígamo, de abandonar económicamente a su hija que ambos tuvieron (Beatriz) y que su matrimonio no fue legal en Estados Unidos.

En 2005 un tribunal de EU determinó que su matrimonio fue válido, y aún así podía volverse a casar y lo hizo con su actual pareja Cristian. Sin embargo, el otro de los motivos que caló al cantante fue la muerte de su hijastro Leonardo Martínez (hijo de Beatriz con el que tuvo una estrecha relación).

En 2011, Beatriz hija fue señalada de ser una persona irresponsable con el hijo que tiene (Leonardo, de 9 años) y de padecer de problemas de alcoholismo, igual que su padre. Es para el mismo año cuando el cantautor se reconcilia con su hija Beatriz y la invita a compartir el escenario durante un concierto junto a sus dos medias hermanas Marla y Alison. Después de 23 años de estar separada de Marco Antonio Solís, Beatriz Adriana hoy revela que es un artistazo.

“Él brincó de alegría cuando nació nuestra hija, él la esperó con mucha ilusión, cuando me pidió que la tuviéramos yo le pedí un favor, que nadie sabe y lo voy a decir por primera vez con mucho gusto: ‘vamos a tener un hijo si Dios nos lo regala, pero tú y yo tenemos una obligación bien importante. Vamos a hacernos los exámenes para ver si no estamos enfermos y vamos a evitar tomar la copita diaria que nos gusta tanto, como sacrificio tres meses mínimo para que no nos vayamos a sentir culpables por no tomar estas precauciones”, abundó.

Marco dejó de tomar tres meses, porque le gustaba el vino, “imagínate el amor que él le tenía a mi hija desde antes de nacer para que haya dejado de tomar. Ahora me consta el amor que Marco le tiene a Beatriz, gracias a Dios todos los días se hablan y yo no me meto”, dijo Beatriz.