CERVECERIA NACIONAL DOMINICANA

COMMETRO NOTICIAS....(VIDEOS)...

DELTA AIR LINES

DELTA AIR LINES

10 DE DICIEMBRE...NAVIDAD PA'L PUEBLO EN EL UNITED PALACE DE NEW YORK

PUBLICIDAD

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

DGCINE

DGCINE
www.dgcine.gob.do

GRUPO MEDRANO

GRUPO MEDRANO

PUBLICIDAD

miércoles, 9 de marzo de 2016

La TV merece mejores contenidos

Ynmaculada Cruz Hierro/listin diario
Desde hace décadas los contenidos de la televisión local vienen convirtiéndose en un desafío para la sociedad dominicana, que no consume en su totalidad una propuesta adecuada para cada tipo de televidente, ni con los estándares de calidad que exigen, actualmente, los mercados.

Cada vez más las producciones para el público local cuentan con menos novedad y, al contrario, insisten en propuestas que apuestan a lo peor. A eso se suma la ausencia de críticos que exijan una televisión con mejor contenido.

Al igual que la música que consume la mayoría, la televisión en muchas de sus horas refleja la degradación del ser humano a los más bajos niveles de la dignidad de las personas, específicamente la mujer, quien tiene la parte más crítica al comercializar su imagen y su vida cual escaparate de tienda en una avenida.

Ya no importa el lenguaje, gestos, insinuaciones y actitudes expuestos por algunos de sus protagonistas, que con sed de llamar la atención y obtener rating no hacen de la  sensatez un ejercicio ni siquiera de varios segundos.


En medio de la maraña también están los fiscalizadores, los que creen que la censura es la solución a un problema de educación que nos atañe desde hace décadas, y que tiene en la televisión como la mejor muestra de lo que somos como sociedad y de lo que somos como seres pensantes.

Así como muchos hoy dia parecen gozar de los hechos bochornosos, de igual manera la televisión transmite situaciones tristes y engorrosas cada semana, que dependiendo de los personajes, que en esta oportunidad actúen, la sociedad y los medios se detienen a calificar o enjuiciar. Pero no pasa nada. Todo sigue igual.

Esta vez es el caso de Cristian Casa Blanca, quien dice ser adivino de números de lotería y quien tiene, en nuestro “Macondo” una legión de seguidores. El problema de la televisión dominicana no es cómo se expresó Casa Blanca, ni mucho menos la solución es la censura. El problema es más profundo. La sociedad dominicana se ha ido transformando, cada vez con menos valores y consciencia de su televisión y de los contenidos que merecemos recibir.