CERVECERIA NACIONAL DOMINICANA

COMMETRO NOTICIAS....(VIDEOS)...

DELTA AIR LINES

DELTA AIR LINES

10 DE DICIEMBRE...NAVIDAD PA'L PUEBLO EN EL UNITED PALACE DE NEW YORK

PUBLICIDAD

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

DGCINE

DGCINE
www.dgcine.gob.do

GRUPO MEDRANO

GRUPO MEDRANO

PUBLICIDAD

sábado, 2 de mayo de 2015

La estremecedora carta de una mujer al hombre que intentó violarla

Con el hashtag #NotGuilty (no culpable), en Gran Bretaña todos hablan de Ione Wells, de 20 años, y su impactante carta abierta a quien intentó abusar de ella.Wells, estudiante de la Universidad de Oxford, publicó una carta que tiene como destinatario a su “agresor sexual”, un adolescente de quien dijo no saber el nombre, en el diario de esa casa de estudios, Cherwell.

El joven intentó abusar de ella el pasado 1° de abril a las 23, cuando estaba llegando a su casa, en el norte de Londres. Wells contó cómo fue la agresión al comienzo de la tarde y concluye con una pregunta: “Cuando fuiste capturado por cámaras mientras me seguías por mi propio barrio desde el subte, cuando esperaste a que estuviera en mi propia calle para acercarte, cuando me pusiste las manos alrededor de mi cara hasta que no pude respirar, cuando me empujaste para que me arrodillara hasta que mi cara sangrara, cuando luchaba contra tu mano para poder gritar. 

Cuando me arrastraste tirándome del pelo, y cuando impactaste mi cabeza contra el pavimento y me dijiste que dejara de gritar para pedir ayuda, cuando mi vecino te vio desde su ventana y te gritó y te miró a los ojos y seguiste dándome patadas en la espalda y el cuello. 


Cuando rompiste mi sostén en dos por la fuerza bruta con la que agarraste mis senos, cuando no llegaste ni una vez a agarrar mis pertenencias, porque lo que querías era mi cuerpo, cuando fallaste en tener mi cuerpo porque todos mis vecinos y familiares salieron, y los viste cara a cara. 

Cuando las cámaras te atraparon corriendo de tu intento de abusar de mí… y luego siguiendo a otra mujer, veinte minutos después, de la misma estación de subte antes de ser arrestado bajo sospecha. Cuando estuve en la comisaría hasta las 5 de la mañana mientras tú estabas cuatro pisos más abajo en custodia, cuando tuve que entregar mi ropa y fotografías de las marcas y cortes en mi cuerpo desnudo a los equipos forenses – ¿Alguna vez pensaste de las personas en su vida?”. 

La joven centró su carta en el concepto de “comunidad” y en todas las personas afectadas cuando sucede un acto tan agresivo como ése.

“No sé quiénes son las personas en tu vida. No sé nada de ti. Pero sí sé esto: no sólo me atacaste a mí esa noche. Yo soy una hija, soy una amiga, soy una novia, soy una alumna, soy una prima, soy una sobrina, soy una vecina, yo soy la empleada que sirve a todos el café de paso en la cafetería bajo el ferrocarril”, expresó. 

“Todas las personas que forman esas relaciones, para mí constituyen mi comunidad, y agrediste a cada uno de ellos. Violaste la verdad por la que nunca voy a dejar de luchar, y que todas esas personas representan: que hay infinitamente más gente buena en el mundo que mala”, continuó.

Más tarde, Wells le dice a su agresor que la carta no es “realmente” para él, sino “para todas las víctimas de ataques sexuales serios fallidos o concretados y a cada miembro de sus comunidades”.

“Estoy segura de que te acordás de los atentados del 7/7 [al transporte público de Londres]. También estoy segura de que te acordás de cómo los terroristas no ganaron, porque toda la comunidad de Londres volvió al subte al día siguiente. 

Tú llevaste a cabo tu ataque, pero ahora estoy volviendo a mi subte”, reflexionó la joven. Por eso, explicó: “Mi comunidad no sentirá que no estamos seguros caminando de vuelta a nuestras casas por la noche. Entraremos en el último subte a casa, y vamos a caminar por nuestras calles solos, porque no vamos a entregarnos a la idea de que nos estamos poniendo en peligro al hacerlo. Vamos a seguir unidos, como un ejército, cuando cualquier miembro de nuestra comunidad se vea amenazada, y esta es una lucha que no vas a ganar”.

Wells destacó que “la comunidad es una fuerza que todos subestimamos”. “Vos, mi agresor, no demostraste ninguna debilidad mía, o de mis acciones, pero sólo demostraste la solidaridad de la humanidad”, subrayó.

“Mañana, vas a saber si te van a apresar hasta el juicio, porque rogaste los beneficios del «no culpable» y representaste una amenaza para la comunidad. Mañana, recupero mi vida. Mientras te sentás esperando el juicio, espero que no sólo pienses en lo que has hecho. Espero que pienses acerca de la comunidad. Tu comunidad – aunque no la veas a tu alrededor todos los días. Está ahí. Está en todas partes. Tú subestimaste a la mía. ¿O debería decir la nuestra? Podría decir algo en la línea de «Imaginá si hubiera sido un miembro de tu comunidad», pero en lugar permitime decir esto: no hay límites a la comunidad; sólo hay excepciones, y tú eres uno de ellos”.