CERVECERIA NACIONAL DOMINICANA

COMMETRO NOTICIAS....(VIDEOS)...

DELTA AIR LINES

DELTA AIR LINES

10 DE DICIEMBRE...NAVIDAD PA'L PUEBLO EN EL UNITED PALACE DE NEW YORK

THE VILLAGE INN - CAROLINA , PUERTO RICO

PUBLICIDAD

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

SUPERINTENDENCIA DE BANCOS DE LA REPUBLICA DOMINICANA DOMINICANA

DGCINE

DGCINE
www.dgcine.gob.do

GRUPO MEDRANO

GRUPO MEDRANO

PUBLICIDAD

viernes, 13 de marzo de 2015

A 89 años del natalicio de la revolucionaria Minerva Mirabal


Minerva Mirabal se destacó por su lucha revolucionaria junto a su esposo, Manolo Tavárez Justo-.
  • Minerva Mirabal se destacó por su lucha revolucionaria junto a su esposo, Manolo Tavárez Justo-.


 
 Este 12 de marzo se conmemora un año más del nacimiento de la dominicana Minerva Mirabal, quien fuera una luchadora contra la dictadura trujillista. Madre, esposa, combatiente, revolucionaria, admiradora de Fidel Castro. Minerva  dejó su marca como una de las grandes heroínas de América Latina y el Caribe.
 
A 89 años del natalicio de Minerva Mirabal, República Dominicana la recuerda como una mujer de gran valentía y coraje por su firme oposición al régimen del dictador Rafael Leonidas Trujillo, a quien enfrentó personalmente, desde la clandestinidad y a través del Movimiento Revolucionario 14 de Junio. 

Conozca a esta gran revolucionaria dominicana: 
 
Nacida el 12 de Marzo de 1926, en Ojo de Agua, Salcedo (capital de la provincia Hermanas Mirabal en República Dominicana, Minerva fue fruto del matrimonio de Mercedes Reyes Camilo “Chea” y Enrique Mirabal Fernández, productor agrícola. 

Desde su niñez se destacó por su inteligencia. A los 5 años ya sabía leer y escribir y a los 7 años recitaba versos de los clásicos franceses como Víctor Hugo. 

Ingresó al Colegio Inmaculada Concepción de La Vega (provincia al norte del país caribeño) a los 12 años de edad. 

En 1946 se gradúo de bachiller en Letras y Filosofía con notas sobresalientes.
En su adolescencia escribía y recitaba versos poéticos, siendo el chileno Pablo Neruda su poeta predilecto.


Amante de la pintura, la música, la lectura y la escritura, Minerva se destacó por la pasión que le imprimía a las diversas expresiones artísticas y literarias. 

Dignidad ante el régimen trujillista
En junio de 1949 Minerva Mirabal y sus padres fueron invitados por las autoridades de su provincia a una fiesta ofrecida en el Palacio de la Gobernación Santiago (norte), en honor al dictador Rafael Leonidas Trujillo Molina, que marcó el inicio del rumbo trágico para toda la familia. 

A mediados de agosto la familia recibió otra invitación del régimen, esta vez para la fiesta de inauguración del Hotel Montaña, en Jarabacoa (norte). En esa oportunidad el dictador Trujillo aprovechó para amedrentarla sobre la opinión que Minerva tenía sobre la dictadura.
Una tercera invitación de parte del Gobierno -para una fiesta el 12 de octubre de ese año- desató la furia de Trujillo. En el evento Trujillo trató infructuosamente de atraer a la joven Mirabal. Bailó con ella en varias oportunidades y conversaron sobre aspectos políticos, recibiendo de la valiente dominicana el rechazo a sus insinuaciones.

Minou Tavárez Mirabal, hija de Minerva, declaró en 2012 que de la conversación entre Trujillo y Minerva se habló mucho en su casa: "Tuvieron un encontronazo. Hablaron bastante y ella después lo dejó plantado en la pista de baile. Eso lo puso furioso", relata Minou. 

"Mi madre dijo a la familia que Trujillo se dio cuenta de que estaba incómoda y le preguntó: '¿Usted me está rechazando? ¿No está de acuerdo con el régimen? ¿Y si yo le enviara a mis acólitos a conquistarla?'. A lo que Minerva respondió: '¿Y si yo los conquisto a ellos?', relató Tavárez Mirabal. 

De acuerdo al testimonio, Minerva le mencionó al dictador el nombre de Pericles Franco, que en ese momento estaba preso. Pericles, enemigo de Trujillo, había fundado el Partido Socialista Popular. 

La dignidad de Minerva Mirabal produjo el acoso y la vigilancia permanente del dictador a toda la familia Mirabal. Un día después de la fiesta detuvieron a su padre Enrique y el 14 de octubre fueron apresadas Minerva y su madre Chea, siendo liberadas días después. Era un aviso de quien se creía dueño de la República Dominicana.

"Trujillo no necesitaba argumentos para meter a nadie preso", señalaba Minou. Y recuerda: "Mi abuela pidió ayuda a un tío que había sido general y Trujillo le mandó una advertencia: que controlara a Minerva". 

En 1953 su padre fue apresado por segunda vez pero no soportó las condiciones de su encierro y en diciembre, a los dos meses de ser liberado, murió por complicaciones de salud. 

Vida universitaria
Minerva Mirabal se mudó a Santo Domingo -capital del país- para inscribirse en la Universidad Autónoma de Santo Domingo para el año lectivo 1952-1953. 

Para su segundo año universitario, Minerva tuvo problemas para inscribirse luego del regreso de Trujillo desde España a mediados de 1953, evidenciando que el sanguinario militar no se había olvidado de la valentía de la joven Mirabal años antes.

En su época universitaria conoció a Manolo Tavárez Justo, que se convirtió unos años después en un líder revolucionario, con el que contrajo nupcias el 20 de noviembre de 1955. El matrimonio tuvo dos hijos, Minu y Manolito. 

Se graduó con honores de abogada el 28 de octubre de 1957, profesión que no pudo ejercer debido al impedimento impuesto por Trujillo.

Lucha revolucionaria
Impactados por la gesta heroica del 14 de junio de 1959 -expedición armada procedente de Cuba- tanto Minerva como Manolo se integraron de manera clandestina a la lucha política para derrocar al dictador dominicano. 

Los focos en contra de Trujillo se extendieron por todo el país caribeño. Un año después, en enero de 1960, Minerva junto a sus hermanas Patria y María Teresa participaron en la creación del Movimiento 14 de Junio, en homenaje a los héroes de la expedición, y presidido por Manolo Tavárez Justo. 

Minerva admiraba al líder cubano Fidel Castro, y recitaba sus famosas palabras, "Condénenme, no importa; ¡la historia me absolverá!" 

“Mariposa” era el nombre clandestino de Minerva, quien también había sumado a la lucha a dos de sus hermanas. Sin embargo, el movimiento revolucionario fue denunciado al Servicio de Inteligencia Militar (SIM), y para el 21 de enero de 1960 fueron detenidos muchos de sus miembros, entre ellos Manolo y Minerva.

"Con ellas cayeron mi padre, los esposos de sus hermanas, uno de los hijos de Patria y cientos de personas del movimiento", relató Minou. 

El 7 de febrero Minerva fue puesta en libertad tras permanecer encerrada en las cárceles de "La 40" y "La Victoria". 

El 18 de marzo es encarcelada nuevamente junto a su hermana María Teresa, recibiendo una condena de cinco años de prisión, rebajada a tres. Tras una visita de la subcomisión de sanciones de la Organización de Estados Americanos (OEA), recobraron su libertad. 

Asesinato de las Mirabal
El 3 de noviembre de 1960 Trujillo afirmó al periódico El Caribe: "Los únicos problemas de mi Gobierno son la Iglesia católica y Minerva Mirabal". 

Apenas cinco días luego de dicha declaración, trasladó a los esposos de Minerva y María Teresa a una cárcel de Puerto Plata, al norte del país. 

El 25 de noviembre de ese año, Minerva, María Teresa y Patria salieron a visitar a sus esposos junto a Rufino de la Cruz Disla, quien ejercía de conductor. 

Durante el viaje de regreso, sicarios del SIM las emboscaron para luego desmontarlas del vehículo y golpearlas brutalmente hasta la muerte, al igual que al conductor. Patria tenía 36 años, Minerva 34 y María Teresa 24. 

La prensa dominicana afín al régimen dictatorial tituló: "Mueren tres hermanas y su chofer al precipitarse en el jeep en el que viajaban". El pueblo dominicano no creyó la versión oficial del crimen y se agigantó el rechazo a la férrea dictadura de Trujillo, que el 30 de mayo de 1961 fue ajusticiado por un grupo de civiles y militares en una carretera.

"Todavía sigo escuchando a mi abuela quejarse de lo que llamaba temeridad de mi madre al advertirle de lo peligroso que era Trujillo. Y mi madre contestaba siempre: 'Si me mata, yo sacaré los brazos de la tumba y seré más fuerte'", relató Minou. 

En honor a Minerva, Patria y María Teresa, el 25 de noviembre fue declarado Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.