Páginas

FELICIDADES !!!

FELICIDADES !!!

La bienvenida a nuestros hermanos que mueven montañas

http://publicidad.dicom.gob.do/banners/contador/click.php?id=67

Banreservas

Banreservas

EN VIVO: Celebremos las primeras 10 mil aulas para la Tanda Extendida

AYUNTAMIENTO BRILLANTE NAVIDAD

Historial de Crédito

lunes, 5 de noviembre de 2012

Murió Leonardo Favio

Fuad Jorge Jury, más conocido como Leonardo Favio, murió a los 74 años en el Sanatorio Anchorena, según confirmaron fuentes cercanas al artista a Teleshow.com.

Él se encontraba internado desde hacía un tiempo, luego de varias complicaciones de salud como consecuencia del agravamiento de un cuadro de afecciones crónicas que sufría desde hacía años y que en los últimos tiempos había provocado un marcado deterioro en su estado general.

El creador de los filmes "Juan Moreira", "Nazareno Cruz y el lobo", "Perón, sínfonía del sentimiento", "Gatica, el mono" y "Aniceto" se destacó también como productor, cantante, actor, compositor y guionista.

Leonardo Favio nació el 28 de mayo en 1938 en la provincia de Mendoza y su infancia la pasó en Luján de Cuyo, sumido en la pobreza.

Favio construyó a lo largo de una extensa carrera artística y, fundamentalmente desde el cine, una estética personal en la que reconoció y expresó una filiación y pertenencia ideológica, resaltando la dimensión afectiva que incorpora a la política argentina el Peronismo como novedad histórica.

Llega a Buenos Aires antes de los '50 para el servicio militar y años después impresiona a directores como Leopoldo Torre Nilsson, que buscan para sus películas personajes jóvenes con contradicciones.

De la mano de Torre Nilsson apareció en películas memorables, como "El secuestrador" (1958), "La casa del ángel" (1960), "Fin de fiesta" (1961), que lo impusieron como actor, mientras que comenzaba a la ganarlo la idea de convertirse él mismo en director, tarea en la que comenzó con un par de cortos, debutando en el largometraje con una obra maestra que tituló "Crónica de un niño solo" en 1964.

En esa época comienza su carrera como cantante, obteniendo una fuerte respuesta popular y masiva con temas propios y ajenos que se convirtieron en éxitos del momento como "Ella ya me olvidó", "Fuiste mía un verano" y "Para saber lo que es la soledad". "Este es el romance del Aniceto y la Francisca, de cómo quedó trunco, comenzó la tristeza, y unas pocas cosas más", es el título completo de la segunda película de Favio, que estrenó en 1967.

En su última aparición frente a público al recibir en 2009 los Cóndor de Plata por "Aniceto" predijo: "Nadie podrá decir de mí que fui un desagradecido", y lo demostró agradeciendo el presente político y cultural de la Argentina, "…con el que soñaba desde chico".